Mr. Robot – Temporada 1

Creo que lo bueno de las primeras temporadas, es que no especulan -tanto- con repercusiones en el público, que los escritores están más pendientes de lo que quieren escribir y no de lo que el público quiere ver, y que los productores tienen ganas de hacer algo y no lo hacen por un mero funcionalismo comercial -o sí pero lo disimulan muy bien-.

Por otro lado una de las cosas que me resulta tediosa de las primeras temporadas es que demoran en construir o dar a conocer a un personaje. Una de las series de las cuales tengo fresca su primera temporada es Daredevil, y ahí hay algo de eso que me molesta: la obsesión por justificar cada rasgo de un personaje, y dejarme poca imaginación. Como espectador quiero ver el qué y el cómo hace algo un personaje, y quiero suponer el porqué, o deducirlo pero de una manera no tan estándar y un poco más fluida. Podemos en Daredevil sumar horas de flashbacks, que si bien explican, muchas veces (me) aburren.

Explico en los dos párrafos anteriores justamente lo que me gustó de la primera temporada de Mr. Robot. Veo que los creadores y productores no tuvieron miedo en que encontrásemos parecidos o referencias visuales y de guión a narraciones como las de ‘The Social Network’, ‘Breaking Bad’, o incluso ‘True Detective’ y hasta ‘Homeland’. Es una historia muy distinta, pero con mucho de eso, de referencias. En los 10 capítulos vemos subidas y bajadas, algunas muy pronunciadas, en la tensión.

Lo segundo justamente tiene que ver con el/los personaje(s) principal(es): y es que no demoran en presentarse. De hecho a Elliot Alderson (Rami Malek) lo conocemos desde la primera media hora, y es el mismo al final de la temporada. Lo mismo con el resto de los personajes. Se nos presentan en forma de rompecabezas, que vamos construyendo, y rescato y reitero: nunca abusan del flashback temporal. Se usa sólo en los momentos necesarios.

Hago una pausa para reflexionar un poco sobre los reconocimientos que ha estado recibiendo Rami Malek desde fines del 2015. Mr. Robot muy probablemente sea un producto chico o mediano, y está bien que (al menos en su primera temporada) se sabe así y no ostenta nada. No se si es un relato “de nicho” pero no está destinada a éxito comercial o de audiencia alguno, y sus tópicos y formas dan cuenta de eso. Lo que todavía no sabemos, o al menos yo quiero demorar en descubrir, es si Rami Malek es muy como Elliot Alderson, o está por el momento casado con el personaje y después nos sorprenderá con otra faceta. Me inclino más por la primera opción pero no me molesta.

Hacia los últimos capítulos, más precisamente en el octavo, se encuentran los 3 mejores minutos de la temporada, con un personaje bastante curioso, confuso, andrógino, poco revelador, y prometedor, con muy pocas líneas obviamente, pero muy contundente. Es la mejor conversación, y sin dudas el episodio (a pesar de ese pequeño diálogo) más revelador e intenso.

‘Mr. Robot’ es más una suerte de drama psicológico que de thriller, y tiene la dosis justa de ese lenguaje tecnológico que suele no gustar o bien es para un público reducido. Los comienzos de cada capítulo son fragmentos especiales que tienen una dinámica o ritmo distintos al del capítulo. Y nadie está hablando de las excelentes elecciones en fotografía, cámaras, música y sonido.

Encuentro que cada episodio me está hablando a mi directamente, me está contando la historia y me está dando información que generalmente al final puedo dimensionar y unir al resto de los episodios. En eso cada capítulo es exitoso: sabe comunicarse muy bien con el espectador. Narrativamente los diálogos confunden pero construyen. En Elliot los recuerdos y los olvidos son pilares, y nosotros los conocemos pero a veces sin darnos cuenta. Por momentos podemos sobredimensionar cosas, que cuando desatamos, son más simples de lo que creímos, pero importantes, y que tal vez es información que estuvo ante nosotros todo el tiempo.

That’s it, that’s all, at least for now.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *