Captain Fantastic, de Matt Ross

Captain Fantastic tiene dos trabajos que indiscutiblemente fueron realizados a la perfección: la actuación de Viggo Mortensen, y la dirección de Matt Ross.

Pocas veces se habla de la química que tiene que haber entre el elenco/cast de una obra, y su director y guionista, y en Captain Fantastic no sólo se nota que es excelente, sino que parece que cada personaje hubiese sido escrito por su propio intérprete.

Desde Trin Miller (Leslie), una madre que fallece mientras Ross nos termina de introducir a esta historia, hasta Charlie Shotwell (Nai), el menor de 6 hijos, están no tan sólo bien elegidos para sus roles, sino que tienen una razón de ser/estar y forman un todo orgánico.

  • © Bleecker Street

Cuando hablamos de un drama familiar, la primera película que inmediatamente se me viene a la cabeza es August: Osage County, donde más allá de los 3 personajes principales, todos tienen un propósito, y eso no suele ocurrir, a menos que hablemos de una serie de TV donde tenemos más tiempo para desarrollar personajes.

En Captain Fantastic Ross nos da una especie de picada con la dosis justa de historias, personajes, quotes, conflictos, y nada más y nada menos que motivos y razones. Pero repito: en la dosis justa.

Párrafo aparte para Viggo Mortensen, que es el verdadero Capitan de este cast, y en donde encontramos a un padre noble, inteligente, sensible, versátil, fuerte, pero también a un humano con errores, que sabe cuándo escuchar a sus hijos y sentirse a la par. Y sobre todo, que como cualquier otro capitán, para cumplir con la misión, sabe que tiene que hacer el mismo esfuerzo que toda la tripulación.

  • © Bleecker Street

Creo que lo anterior es sólo una visión sobre la película que muchas personas podrán compartir y disfrutar pero lo más interesante son todas las preguntas y reflexiones que podemos llegar a tener, y que son totalmente personales.

Esta película independiente es una de esas tan memorables que difícilmente olvidaremos, y que sin ser ambiciosa, está destinada a permanecer entre los espectadores al charlar sobre esos films que no todos los días se ven.

Ganador del reconocimiento al director en la muestra Un Certain Regard en Cannes, Matt Ross nos sorprende con este segundo gran largometraje y ojalá siga haciéndolo. Hablar más, es quitarles disfrute:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *